Isabela Moner: “No habrá en mi carrera otra película que represente al Perú como Dora”

Exclusivo desde Los Angeles

Maykoll Calderón @SoyAlPacine

Uno de los grandes placeres de la aún joven carrera de la actriz y cantante peruana Isabela Moner es tener la oportunidad de dar vida a la popular Dora, la exploradora en Dora y la Ciudad Perdida, no solo por la importancia del personaje, sino porque la película narra una historia con elementos (ficticios) incaicos, además de obligarla a aprender quechua.

Isabela nos recibió con mucho entusiasmo en Los Ángeles donde nos habló no solo de esta importante oportunidad, sino también sobre su conexión y búsqueda constante con sus raíces peruanas:

Imagino para ti esta película es muy especial porque no solo interpretas a un personaje popular como Dora (la exploradora) sino porque además habla mucho de lo que son los Incas y la peruanidad…

Sí, es muy especial y no sé si habrá otra película en mi carrera que represente a Perú de esta manera. Es una historia muy profunda y sentimental para mí porque pude aprender quechua, llamaba a mi tía para que me traduzca. La película representa a Perú bastante bien.

Precisamente una de las grandes sorpresas de la película es escucharte hablar quechua. ¿Lo aprendiste fonéticamente o intentaste ir más allá y aprender el idioma?

Me mandaban grabaciones de voz sobre la manera de hablar en quechua las líneas específicas de la película, pero habían palabras que no tenían traducción y para eso llamaba a mi tía abuela en Perú para preguntarle cómo se decían ciertas palabras y a veces la interrumpía mientras cocinaba y me decía “¿por qué fastidias tanto?” y yo le tenía que explicar “tía, es para una película, es muy importante”, pero no me entendía (risas).

Una de las cosas que más me llamó la atención al hablar con sus compañeros de elenco y el director de Dora y La Ciudad Perdida es que todos coincidían en lo mismo: Isabela es como Dora en la vida real, siempre positiva, siempre dispuesta a aprender…

Espero nadie piense que estoy fingiendo (risas). Sí me comentaron que tengo algo de su personalidad y su energía positiva, lo siento así, además que me gusta bailar y cantar (risas).

¿Tuviste que pasar por casting o Nickelodeon pensó en ti directamente?

Me invitaron a hacer la audición pero yo pedí primero ver el guion, y cuando lo vi pensé que era increíble y que quería formar parte de algo tan gracioso y que también tenía acción. Dora es un personaje muy poderoso y con gran sentido de la aventura y sentía que yo podía hacer algo especial con este papel, entonces hice la prueba frente al director repasando varias escenas y dos semanas después me llamaron para decirme que había logrado el papel.

¿Cuando hiciste la prueba el guion de Dora y la Ciudad Perdida ya tenía todos estos elementos sobre los Incas y Perú?

Sí, fue una coincidencia, pero me pareció tan genial, sentí que estaba cerrando un círculo en mi carrera, porque en cada proyecto quiero representar a mi querido Perú, pero no siempre es posible porque acá piensan que todos los latinoamericanos somos mexicanos y no es verdad. Este era un proyecto donde por fin podía hacerlo.

En los últimos años hemos tenido oportunidad de conversar varias veces y cada vez me queda más la sensación de que te sientes más y más identificada con Perú y quieres que la gente lo note, incluso en la premiere cuando te presentaban decían “desde Perú, Isabela Moner”… ¿es algo que vienes buscando? ¿quieres que se te reconozca no solo como latina sino sobre todo como peruana?

A lo largo de mi vida siempre quise sentirme descubrir más de mi identidad y acercarme a mis raíces, por eso cada año voy a Perú a visitar a mis abuelos, y me siento más conectada a esa parte de mi sangre que a la estadounidense. Me siento más cómoda con mi familia de Perú, quizá por la forma en la que aman, me abrazan y reciben cada vez que regreso, pero me siento más feliz con ellos.

Lo curioso es que, al menos por ahora, en Perú puedes hacer una vida normal, salir, hacer tus cosas sin que la gente te acose en la calle…

Sí y eso me gusta, pero siento luego de Dora eso va a cambiar. Pero por ahora cuando vuelvo a Perú, en las mañana me voy al mercado para comprar granadillas, mi jugo de maracuyá o chicha morada, luego vuelvo a casa y cocinamos, leo mis libros. Siempre recuerdo una mañana que la sentí perfecta, como si el destino me hubiera puesto allí. Es muy acogedor.

Me viene a la memoria que justo unos meses antes de que fueras elegida como Dora publicaste en tus historias de Instagram unas fotos tuyas disfrazada de Dora para Halloween. ¿fue pura casualidad o en ese momento ya estabas en proceso de casting y querías enviar un mensaje?

Fue pura casualidad, en ese entonces aún ni sabía que la película estaba en proyecto pero quizá se trató de un mensaje al universo.

En los últimos años en tu carrera has intercalado grandes producciones como Transformers 5 y Dora y la Ciudad Perdida, con películas algo más pequeñas como Sicario 2 o Familia al instante, pero ¿por dónde prefieres llevar tu carrera? ¿cuál es tu prioridad?

Mi prioridad es no tener una carrera aburrida, quiero ser parte de diferentes proyectos, interpretar a distintos personajes en distintas historias, pero a decir verdad es la música mi primer amor y por eso estoy por grabar mi primer sencillo, he hecho duetos, cosas pequeñas, pero con mi disquera pienso poner mi atención de lleno a la música.

Tu plan es volver a Perú pero no solo a visitar sino aprovechar para grabar videos musicales…

Esa es la idea, quiero ir a Perú y ahí hacer videoclips de mis nuevas canciones pero aún falta resolver temas de producción y presupuesto, pero es lo que me gustaría hacer.