Eva Longoria: “Dora representa todo lo bueno de los latinos”

Exclusivo desde Los Angeles

Maykoll Calderón

@SoyAlPacine

Aunque la serie Desperate Housewives acabó hace mucho, es imposible reconocer que convirtió a Eva Longoria es uno de los rostros latinos más reconocidos de Hollywood.

Ahora a Eva la vemos interpretando nada menos que a la madre de nuestra compatriota Isabela Moner en Dora y la Ciudad Perdida cinta que no solo encara como una oportunidad profesional, sino como además la posibilidad de enviar un mensaje positivo sobre la comunidad latina, algo que comparte en esta entrevista, al tiempo que reflexiona sobre su estancia en Hollywood:

No eres de la generación de Dora, pero ¿cuán familiar era Dora para ti?

Obviamente no crecí con Dora pero desde que existe siempre ha estado en mi imaginario, porque es un icono para la comunidad latina y fue un honor estar en una película que la celebra.

 

¿Cómo fue tu química con Isabela Moner? ¿Tuvieron tiempo de trabajarla o fue algo que se dio durante la filmación?

Isabela es muy talentosa, y estuvo siempre dispuesta a hacer las escenas más riesgosas. Es como Dora, valiente y positiva. Para mí ver latinas que son modelos a seguir como Isabela y Dora será muy bueno para todas las niñas que quieren ser como ellas.

Me quedó claro que para Isabela (Moner), Eugenio (Derbez), Michael (Peña) y tú que Dora y la Ciudad Perdida tiene mucha importancia para la comunidad latina. ¿Eso no es trasladarle presión a la película?

Es una oportunidad increíble para nosotros porque estamos trasladando al cine un ícono de nuestra comunidad como es Dora, pero al mismo tiempo tenemos una responsabilidad de hacer más historias así. Es por algo que Eugenio y yo también producimos películas, porque nos da armas para contar las historias que queremos, pero no lo podemos hacer sin los nuestros. Por eso Dora es tan importante, porque contar su historia es importante para nosotros.

¿Y por qué sientes que es tan importante sea con Dora?

Porque representa todo lo bueno de nosotros los latinos, la importancia de la familia, y además Dora es muy inteligente, capaz y valiente, la película celebra todo eso de Dora y al hacerlo honra esos valores dentro de nuestra comunidad.

Teniendo en cuenta eso, ¿crees que Dora confirma esa idea de que es buen momento para ser un actor latino en Hollywood?

Lo es, el público le está prestando atención a nuestros actores e historias, no solo por las películas sino con todo lo que se está haciendo para streamings, son nuevas oportunidades y puertas que se nos abren para hacer cosas más grandes. Piensa en Eugenio, vino de México como comediante y ahora hace varias películas de Hollywood y no todas son comedias. Tener más exposición hace que los productores y estudios se den cuenta que tenemos un público que nos quiere ver, no digo a mí Eva u otro actor en especial, sino rostros con los que se pueda identificar.

Tu gran oportunidad en Hollywood llegó con Desperate Housewives y durante ese tiempo se te quiso encasillar como la bomba sexy latina. Sentí que lo disfrutaste mientras duró la serie, pero ¿en algún momento pensaste “ya basta con que me vean así”?

No, a mí me encantó, es un trabajo hermoso ser sexy (risas), además mi personaje en la serie (Gabriela Solís) era mucho más que eso, era inteligente, divertida, compasiva, así que no podría reducirla solo a ser sexy y por eso disfruté mucho su éxito.

En Dora y la Ciudad Perdida tú y Michael Peña son los personajes principales con menos escenas de riesgo. ¿Te hubiera gustado hacer alguna de esas escenas de acción?

Nooo, Eugenio casi se ahoga en la escena de la arena movediza (risas). Yo filmé Dora cuando estaba dando de lactar así que agradezco no me haya tocado ninguna de esas escenas. En esta etapa de mi vida debo ser más cuidadosa, aunque probablemente si filmaba Dora en estos momentos sí hubiera pedido hacer algo de acción porque me gusta.

Diera la sensación en los últimos años has puesto más foco en tu vida personal que en tu carrera, has estado muy activa como productora pero un poco menos como actriz. ¿Fue una decisión o es algo que se dio?

Soy muy abierta con mi vida personal, y trato de integrarla a mi trabajo porque así tiene que ser. Si no hallo el balance entre mi vida familiar y mi trabajo no podría hacer ninguna de las dos cosas.

Noticias