Chin Han y Hannah Quinlivan comparten sus desafíos en Rascacielos

 

Exclusivo desde Hong Kong

Maykoll Calderón @soyalpacine

 

Chin Han es uno de los actores asiáticos más activos en Hollywood, en tanto la joven Hannah Quinlivan debuta en la Meca del cine en una gran superproducción.

 

A ambos se les puede ver en Rascacielos: Rescate en las alturas y conversamos con ambos en la gira promocional de la película.

 

Chin Han

 

Quizá La Roca sea el héroe de Rascacielos, pero es tu personaje quien da rienda suelta a todos los acontecimientos. ¿Cómo te resultó dar vida a un personaje con semejante ego?

CH: No muy difícil. Creo que cualquier actor necesita cierto ego para hacer lo que hace. Piensas en eso, lo multiplicas por cien y el resultado es Zhao. Es muy interesante de interpretar, porque es alguien que no deja que la naturaleza lo detenga, no la altura, ni la profundidad, ni la velocidad, o el fuego, nada lo detiene de crear lo que quiere, eso hace de un personaje así algo interesante.

 

 

Zhao se ve como un personaje divertido de interpretar. ¿Es algo que esperabas cuando recibiste la propuesta?

CH: Sabía sería divertido, pero no me imaginé que tanto. Es muy fácil leer en el guion cuando describen los paneles que aparecen, o cuando las pantallas en La Perla se abren. Es fácil de leer, pero no sabes cómo es hasta que lo ves y en ese momento piensas wow, eres como un niño en una dulcería. Cada vez que iba a trabajar no podría esperar a ver qué pasaba luego, con qué truco de magia me encontraría.

 

Es gracioso porque tienes experiencia con efectos especiales y pantallas verdes, pero ¿es más fácil trabajar con efectos especiales en estos tiempos que antes?

CH: Los efectos especiales ahora son más poderosos. Pueden crear un montón de cosas, hay muchas posibilidades, pero al mismo tiempo el desafío del actor es siempre mantenerlo real, pero usualmente no ves mucho o tienes que imaginarlo. Por ejemplo la escena final de la película cuando todos se están persiguiendo pero nadie sabe si está viendo un reflejo, eso es algo muy complicado de filmar, pero te dan las marcas de dónde debes caminar, dónde se supone están los espejos y tratas de caminar entre ellos y no sabes en realidad dónde caminas. Es casi como una danza coreográfica, y las pantallas verdes no se lo hacen fácil a los actores.

 

Hannah Quinlivan

 

Eres la chica mala de la película. ¿Cómo fue la preparación física para tu personaje? ¿Tú misma hiciste tus escenas de acción?

HQ: Sí, entrené mucho antes de filmar mis escenas e hice muchas artes marciales y estoy contenta de haber hecho tanto porque el equipo de dobles de acción fue perfecto, me entrenaron como si fuera un hombre y fui capaz de hacer mis escenas.

 

 

Tienes una sola escena con ‘La Roca’

HQ: Con Dwayne, sí…

 

¿Hubieras querido tener más escenas con él? ¿Qué tan buena fue la experiencia?

HQ: Se trató de una buena experiencia, fue mi primera escena y se sintió muy real porque con mi tamaño nunca vas a derribar a alguien con el tamaño de Dwayne, así que me dieron muchas opciones para atacarlo de acuerdo a mi tamaño y creo fue muy inteligente además de divertido. Me gustó darle una apariencia amable en el inicio y que luego se viera como alguien mala para hacer esa diferencia entre mi personaje y yo, así que lo disfruté mucho.