John Leguizamo: “En Jugando Con Fuego improvisamos mucho para que quedara como queríamos”

Maykoll Calderón @SoyAlPacine

Vía Telefónica

John Leguizamo en su larga carrera en Hollywood ha sabido hacer comedia con mucho éxito pero hace muchos años que su talento ha estado dedicado al drama.

Jugando con fuego protagonizado por John Cena, y que se estrena en Perú este jueves 23 de enero, marca el regreso del actor de ascendencia colombiana a un género que le dio muchas alegrías.

A propósito de esta película, conversamos con el actor de origen colombiano quien nos reveló por qué decidió volver a la comedia, los beneficios de la improvisación, y lo complicado que resulta trabajar con animales:

Tienes una larga carrera en Hollywood, pero ya tenías algunos años sin hacer comedia. ¿Qué te animó a volver a este género con Jugando con fuego?

Fue sobre todo el elenco, trabajar con Keegan Michael-Key, que es uno de los actores más graciosos de EEUU, y John Cena, con quien ya había trabajado en la comedia Hermanas, y la pasamos tan bien que me quedaron ganas de repetir.

El caso de John Cena es curioso porque es un hombre que viene del mundo de la lucha y empezó haciendo acción, pero últimamente se le ve sobre todo en comedias. ¿Te sorprende cómo ha evolucionado su carrera y él mismo como actor?

Sí, ha evolucionado, puede ser sin problemas el protagonista de cualquier película. Es una persona muy graciosa y muy humilde, bastante profesional, y alguien con quien se puede trabajar en un muy buen ambiente.

Jugando con fuego es una comedia pensada en la familia, en los niños. ¿Se requiere un estilo diferente de actuación para este tipo de películas?

Definitivamente, porque en comedias para gente adulta se puede ser más sutil, pero en este caso hay que marcar todo un poco más, exagerar para ser chistoso, sin tener miedo al ridículo, porque eso es lo que le gusta a los niños.

Cuando te enteraste que interpretarías a un rescatista, ¿te preparaste físicamente quizá pensando tendrías escenas de más riesgo de las que terminaste teniendo en la película?

Me tocaron más escenas graciosas que físicas, aunque igual hubo algunas difíciles como esa donde nos resbalamos con el aceite en plena pista, o la espuma de jabón en la estación, o donde me entra jalapeño al ojo (risas)… esas fueron mis escenas de acción, resultaron muy heroicas.

Tu personaje en Jugando con fuego se caracteriza por siempre citar muy mal los refranes que quiere usar. ¿Estás familiarizado con el Chapulín Colorado? Porque por un momento pensé en él…

Las frases las improvisé yo en la película porque quería que fuera una especie de intelectual de la calle que le gusta leer pero nunca entiende lo leído. No conocí al Chapulín Colorado porque crecí viendo sobre todo programas en EEUU pero me parece muy chévere saber que él también hacía eso.

Viendo la película, deja la sensación que muchas escenas fueron improvisadas. ¿Fue así? ¿Tuvieron que repetir mucho algunas escenas hasta quedar como querían?

Así es, repetíamos las escenas porque siempre surgía alguna idea o chiste nuevo, y cuando se trabaja así uno deja que fluya porque siempre aparece algo que funciona mejor. Improvisamos mucho en la película hasta sentir que quedaba tan gracioso como buscábamos.

A diferencia de John Cena, Keegan Michael-Key ha hecho comedia durante casi toda su vida. ¿Fue complicado para ti compartir escenas y quizá sentir que tenías que seguir su ritmo y capacidad para improvisar?

Fue muy interesante porque Keegan es un improvisador increíble. Yo he hecho comedia antes, pero también bastante drama, entonces seguir el ritmo a alguien que tiene tanta comedia en la sangre fue muy estimulante porque me obligaba a regresar a una etapa en mi carrera donde me dedicaba más a explorar mi vena cómica.

Le vengo preguntando esto a los actores latinos con los que me he cruzado recientemente. Tú has hecho casi toda tu carrera en Hollywood, pero ¿sientes que en años recientes ha habido un cambio en la industria a favor de los latinos?

Sí, siento que las cosas están cambiando. Los latinos en EEUU somos más del 20% y representamos el 25% de la taquilla de Hollywood, entonces lo normal sería tener un personaje similar de rostros en las películas. Aún no llegamos a eso, pero hay cambios, vamos camino a eso y cuando lleguemos, seré feliz.

¿Fue complicado trabajar con niños en Jugando con fuego? Son muy pequeños ambos.

Creo que es mucho más difícil trabajar con animales (risas). El perro con el que trabajamos empezó bastante chévere, pero después parece que se cansó, entonces trajeron un segundo perro pero era tan arrebatado que nadie lo podía calmar.